Las 3 técnicas de hackeo en móviles más empleadas y cómo evitarlas

Las 3 técnicas de hackeo en móviles más empleadas y cómo evitarlas

Las 3 técnicas de hackeo en móviles más empleadas y cómo evitarlas


Es posible que en más de una ocasión te sientas preocupado por el robo de datos personales almacenados en tu smartphone en manos de ciberdelincuentes y quieras a toda costa evitarlo. Ya que es una de las cuestiones que más inquieta a los usuarios en Internet, hemos decidido presentar en este artículo a manera de información las 3 técnicas de hackeo a teléfonos inteligentes que más se emplean y cómo evitar la pérdida de información.


No olvidemos que los delincuentes informáticos se valen de estrategias para aprovecharse de sus víctimas y sustraer su información; por este motivo antes de sumergirnos de lleno en la web hay que adoptar ciertas medidas de seguridad y desconfianza para blindar nuestros dispositivos.


Técnicas para hackear un smartphone


Desde hace muchos años se han utilizado técnicas para sustraer la información que se guarda en los teléfonos, y lamentablemente cuando lo usuarios no adoptan cierta protección, colaboran con el hacker permitiendo que su misión sea un éxito. ¿No entiendes a qué nos referimos? No te preocupes, te invitamos a seguir leyendo para que estés al tanto y sepas como evitarlo.


  1. Robo de identidad

Esta técnica comienza cuando el usuario recibe un mensaje de texto, mensajería instantánea o correo electrónico que lo invita a ingresar en un enlace externo. Cuando hace clic al link se desatan los problemas. ¿Por qué ocurre esto? Porque el enlace que el hacker envió al usuario lo traslada a un sitio web donde le pide información personal o credenciales a redes sociales (permisos de ingreso o de publicación), y datos sobre servicios bancarios; en otros casos el enlace solicita al visitante que descargue una aplicación que termina siendo un aparente inofensivo software espía.

Medidas para protegerse del phishing: lo más esencial es ignorar los enlaces a sitios web sospechosos que recibimos por SMS, correo electrónico o aplicaciones de mensajería instantánea cuyo emisor no conozcamos.


  1. Ingeniería social

Una técnica que se ha ampliando en los últimos años es la denominada ingeniería social, resulta que su manera de aplicación es tan antigua como la era de las cavernas, pero muy eficaz. El hacker aborda a su potencial víctima y con el pretexto de realizar una llamada telefónica, le pide que le preste su smartphone.


La buena persona entrega su dispositivo al desconocido en apuros, ignorando que le está dando la llave a un potencial ciberdelincuente. En ese espacio de tiempo el hacker instala una aplicación espía en el dispositivo de la víctima y monitorear sus actividades, pudiendo operar desde una conexión remota.


Te recomendamos no prestar tu celular a personas desconocidas o en las no se tiene suficiente confianza. Es la única manera de protegerse del hackeo bajo la modalidad de ingeniería social.


  1. Aplicación espía

La más utilizada por los hackers es la aplicación espía, y aunque la nombramos superficialmente en la técnica anterior, te explicaremos a profundidad de qué va. Como su nombre indica, la app es diseñada para monitorear todo lo que hace el usuario en su smartphone: búsqueda en Internet, movimientos bancarios, llamadas entrantes y salientes, información copiada en los mensajes instantáneos, aplicaciones utilizadas, entre otras cosas más. Algunas aplicaciones de espionaje son tan avanzadas que pueden escuchar lo que el usuario dice en una conversación a través del micrófono o ver lo que hace por medio de la cámara de su teléfono inteligente.


¿Cómo evitar las aplicaciones espías? Verifica el listado de aplicaciones instaladas en tu celular, escoge las que tienen permisos como administrador y activa el antimalware.


Un indicador de presencia de aplicación espía operando en nuestro equipo, es el consumo de energía de la batería. Si los niveles de batería se reducen rápidamente, es posible que esté instalada una aplicación espía y todavía no te has dado cuenta. Si usas Android, puedes instalar Wakelock y constatar el consumo de energía.


¿Cómo cuidar nuestro smartphone?

Ya que hemos definido las técnicas empleadas para robar información de nuestro teléfono, a continuación te entregamos unos excelentes consejos para evitar que seas víctima de personas mal intencionadas.


  1. No conectarse a redes WiFi públicas

Las redes WiFi públicas son muy vulnerables al espionaje de información y ataques cibernéticos. Por lo que te recomendamos no usar este tipo de conexiones, acude a conexiones WiFi privadas (con clave), o lo que es más seguro los datos entregados por tu operador bien sean 3G o 4G/LTE.


Otra forma de asegurar tu teléfono inteligente es con la instalación de una aplicación VPN, que funciona como una red privada virtual que permite navegar por Internet encriptando los datos que pasan a través de la red y enmascarando tu ubicación geográfica para burlar la censura de algunos países sobre Internet o evitar actividades maliciosas. Entre los servicios de VPN destacados existen Surfshark y la popular NordVPN.


  1. Reducir el brillo de la pantalla

Si quieres evitar los ojos de personas a tu alrededor sobre el teléfono, reduce el brillo de la pantalla. Aunque esta decisión parece poco ética cuando estás en medio de una reunión, es muy práctica. Podrás seguir leyendo tus chats y demás información que se muestra en la pantalla del dispositivo cuando tienes a alguien al lado. Es una medida que impedirá que tu tía chismosa vea tus mensajes amorosos cuando viajan en la parte trasera del vehículo.


  1. Establece un PIN de desbloqueo

Configurar un PIN de desbloqueo es la mejor alternativa para evitar que personas ajenas puedan acceder a tu teléfono inteligente sin tu consentimiento. Puedes escoger el código de 6 dígitos o si tu dispositivo lo permite, establecer el desbloqueo con el reconocimiento facial o el sensor de huella dactilar.


Para activar el desbloqueo del teléfono en sistema operativo Android, basta con ingresar a Ajustes o Configuración y luego ir a la sección Seguridad> Bloqueo de pantalla> PIN. Para los usuarios de iPhone, accede a la aplicación Configuraciones y selecciona contraseña (debes establecer si será con un patrón de bloqueo o reconocimiento facial).


  1. Ocultar aplicaciones

Si eres de las personas que presta su dispositivo a familiares y amigos, podemos confesarte que cada vez que lo haces comprometes tu privacidad. Si quieres mantener al margen tus datos confidenciales te aconsejamos ocultar aplicaciones, esto abarca apps de mensajería instantánea, aplicaciones para acceso bancario, redes sociales y más.


  1. Descarga un software antimalware

Una manera muy sólida de proteger tu teléfono es instalando un software antimalware, si no lo sabías dentro de la PlayStore hay un sistema que funciona como antimalware; se trata de Play Protect, se encarga de verificar la confiabilidad de las aplicaciones descargadas. Sin embargo para reforzar de mejor manera tu equipo puedes instalar Avast Mobile Security.


  1. Actualiza tu smartphone

Actualizar el sistema operativo a la última versión disponible es una de las mejores formas de defenderse de los hackers. Por lo general todos los fabricantes de teléfonos publican actualizaciones cada cierto período para solucionar errores encontrados o corregir agujeros vulnerables de seguridad.


Si quieres verificar la posibilidad de actualizaciones en tu Android, dirígete a la aplicación Configuraciones, busca el apartado con la inscripción Acerca del teléfono> Actualizaciones del sistema y busca nuevas actualizaciones.


En el caso de actualizaciones en iPhone, ve hacia la aplicación Configuraciones, luego accede a General> Actualización de software y busca nuevas actualizaciones.

anuncios gratis

Por favor inicie sesión para publicar un comentario.

Cookies

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web

Aceptar